Ayudamos a nuestros clientes a quebrar con paradigmas antiguos, procedimientos obsoletos y orientarse fundamentalmente hacia la creación de valor para el cliente, al pensar en reestructurar la nueva forma de organizar el trabajo.

El rediseño de procesos tiene como objetivo principal, mejorar los procesos del negocio de extremo a extremo, trayendo beneficios como la reducción de costos y tiempo de ciclo (por la eliminación de actividades improductivas) y la mejora de la calidad (mediante la reducción de la fragmentación de la obra) estableciendo una clara responsabilidad por los procesos a todos.

Rediseño y Mejora de Procesos

Nuestra metodología de trabajado está basada en Lean Management,
que constituye una herramienta de:

Mejora de velocidad y efectividad de procesos,
Reducción de costos y mejora de la colaboración entre las distintas áreas implicadas.

meta-plan

El proyecto de un nuevo proceso se desarrolla para cumplir con los nuevos objetivos y estrategias de la organización, los cambios de base tecnológica, las alteraciones de las expectativas del cliente, los cambios legales, la obsolescencia de los sistemas y equipos, corregir las disfunciones verificadas e incorporar las mejoras necesarias.

Ejemplos de directrices de rediseño que se pueden adoptar:

Cambiar el enfoque de los procedimientos internos para atender las demandas
Eliminar todas las pérdidas por retrasos, obstáculos administrativos, actividades duplicadas, actividades que no añaden valor al cliente, etc.
Reducir la variación en el rendimiento del proceso.
Mejorar la comunicación entre los sectores.
Automatizar lo que sea posible. Estandarizar el servicio.

Después de la elaboración del mapa del nuevo proceso, el equipo establece todas las recomendaciones relativas a la implementación y hace manuales de los flujos y descripciones para que todos tengan acceso a los nuevos procedimientos de la organización.

Disponemos de la capacidad para aplicar todas las fases de la metodología Lean de manera autónoma, y de la experiencia necesaria para diseñar planes de implantación asimilables por la organización, ofreciendo la posibilidad de acompañar el proceso de implantación para garantizar su éxito.

Brindar herramientas y metodologías prácticas que permitan a nuestros clientes diseñar o contribuir con la implementación de un programa de mejora y rediseño de procesos que incorpore en la cultura organizacional un adecuado manejo del flujo de información, la competitividad y los más altos estándares de calidad.